Páginas vistas en total

sábado, 23 de febrero de 2013

MANSILLA DE LA SIERRA. Piedras encantadas

 
 
Mansilla ha ejercido en mi una fascinación que dura hasta el día de hoy. Siendo una niña y de la mano de mi padre que me llevó a conocer como estaban asfaltando esta carretera que llega hasta Canales de la Sierra, conocí el nuevo Mansilla, las historias antiguas del viejo; lo que costó que la gente se fuera de alli cuando llegaron las aguas, la casa grande a la entrada que ejerció como cárcel creo para los trabajadores del pantano y el entorno que como digo me gustaron y fascinaron tanto que habré ido mil veces.
 Con la facilidad que teníamos por ser mi padre dueño de los autobuses que circulaban por esta linea ir a Mansilla, Villavelayo, Canales, Valvanera, Anguiano, etc, era para mi y mis hermanos coser y cantar, cualquier pretexto era bueno; en verano a bañarnos en el pantano, si bajaban las aguas a ver el pueblo hundido, si era invierno a disfrutar de la nieve.
El antiguo Mansilla puedo decir que lo conozco a fondo, lo he paseado cuando ha salido a flote, me he bañado por encima de él y en la piragua hemos entrado en la iglesia y en las casas por puertas y ventanas.
Cada vez que hay sequía el pueblo emerge y está mas deteriodado, la torre de la iglesia se cayó hace algunos años, las casas van perdiendo estampa y los árboles secos parecen los fantasmas del pasado, aún asi conserva el encanto y misterio de lo que un día fue según dicen sus gentes un pueblo precioso.
Tuvo que ser.
 
 
 


 
 
 
 Fotos de un día de Marzo con la nieve en las cumbres en que estuvimos merodeando por la iglesia y las casas metidos en esta piragua.
 
 

sábado, 16 de febrero de 2013

BIRMANIA. Último rincón del paraiso.

 Cuando viajé a Birmania o Myanmar como se llama ahora desconocía el país por completo, fue en el año 2006, apenas había oído hablar de él, me sorprendió todo empezando por los birmanos vestidos con sus faldas de cuadritos "longui", que las usan tanto en el campo como en la ciudad y que les daba un toque especial junto a su eterna sonrisa y su amabilidad.
En este viaje estuvimos solos, no por nuestro gusto sino porque no había grupo que nos acompañase, así que de la mano de nuestro guia, presumido donde los haya, (cada día nos sorprendía con un "longui" distinto)  conocimos lo más bonito y sorprendente de cada una de las ciudades que visitamos.
Me pareció vivir un sueño lleno de exotismo pues cada lugar era eso mismo, apenas nos cruzamos con algún extranjero y constatar que el turismo no estaba masificado sino mas bien al contrario.
Pasear por el lago Inle en una pequeña barca con motor, adentrarnos en las aldeas flotantes, comprobar la vida campesina, el cultivo de los campos y contemplar puestas de sol espectaculares fue algo inolvidable
En Bagan en medio de impresionantes paisajes visitamos no se cuantas pagodas de las 2.500 que dicen que hay y vivimos la magia de descubrir en los ratos libres todas cuantas quisimos sin gentes ni agobios.
En Yangon estuvimos en la puerta de la Residencia de la Premio Nobel de la Paz Aung Suu Kyi, que por entonces estaba en arresto domiciliario y medio a escondidas merodeamos como digo cerca de su casa. Visitamos de día y de noche la Pagoda Shwedagon, recinto sagrado con impresionantes estupas doradas, Budas y altares en cada rincón, todo ello impregnado de misticismo y devoción.
 Nos alojamos en el Hotel Traders y tuvimos la mala suerte de que estaba allí el Presidente de la India con todo su séquito, nos cacheaban y escaneaban en todas las salidas y entradas al hotel.
A un paso del mercado Bogyoke disfrutamos de la artesanía con mayúsculas, compramos cosas maravillosas y regateamos hasta la saciedad que es lo que hay que hacer siguiendo las costumbres del país.
La ascensión al Monte Popa fue inolvidable acompañados de todos los monos y las vistas desde allí  no tengo palabras para describir tanta belleza.
En resumen Birmania me pareció un país único, bellísimo en estado puro y poco maleado por el turismo de masas.
Tanto tanto me gustó que me gustaría volver. 
 

 
 
Yangón. Pagoda Shewedagon
 
 Yangón. Buda Chauk Htatgyi 
 
Lago Inle. Campesino cultivando sus campos.
 
Lago Inle. Pagoda Phauggdaw.
 
 
Lago Inle. Casas  flotantes 
 
Lago Inle. Atardecer.
 
Mandalay. Kuthodaw.
 

Mandalay. Murallas.
 
Bagan. Ananda.
 
Bagan. Estupas.
 
 
Amapura. Monasterio Mahagandayan
 
Mandalay. Palacio de Oro.
 
Monte Popa. Pagoda.
 
 
 
 
 
 

domingo, 10 de febrero de 2013

Por el rio MOSCOVA, el Lago ONEGA, el rio NEVA


En el año 2000 y de la mano de La Asociación de Amigos del Plus Ultra de Logroño realizamos este viaje a Moscú y San Petersburgo.  La singularidad del viaje era conocer Moscú y llegar a San Petersburgo en un crucero por el rio Moscova.
Nos alojamos en nuestro barco el León Tosltoi que hizo de hotel durante toda nuestra estancia y en él conocimos un poquito de la vida rusa: aprendimos y bailamos canciones divertidas como Kalinka Kalinka Maya, probamos el vodka, degustamos las delicias de la cocina rusa y asistimos a clases para el aprender el alfabeto cirílico. En un ambiente divertido y extraordinario también pusimos nuestro granito de arena y cantamos y bailamos nuestra jota riojana Calle Mayor de Logroño.
Vivimos las noches blancas y el día de San Juan la pasamos sin pegar ojo.
En el transcurso del crucero visitamos ciudades y pueblos maravillosos, como Moscú, Uglich, Goritsi, la isla de Kizhi, Petrozavodsk, San Petersburgo y Petrodvorets.
De la mano de nuestros guias conocimos La Plaza Roja, la Catedral de San Basilio, las Galerías Tretiakov, el Kremlin, iglesias ortodoxas como la del  Salvador de la Sangre Derramada, el Monasterio de San Cirilo, el lago Onega, la Isla de Kizhi, la Fortaleza de San Pedro y San Pablo, los Palacios de Catalina la Grande y el Museo Hermitage.
Fué un viaje extraordinario que nos dejó el mejor de los recuerdos.

 
 
 
 
 
 



lunes, 4 de febrero de 2013

LA RIOJA más allá de la tierra del VINO






A lo largo de todos estos años he viajado por algunos países del mundo y en muchos de ellos me he dado cuenta de que cuando te preguntan de donde eres pocos saben donde está La Rioja, algunos si, pocos, otros asienten por asentir sin saber ubicarnos en el mapa. Cuantas explicaciones he tenido que dar. Lo primero que se me ocurre es decir la palabra vino, vino de Rioja...a veces da resultado, otras que estamos al norte, San Sebastián, Pamplona, San Fermín...al lado de Burgos, Vitoria, Bilbao ¿os suena?...¡Ah! si...dicen...pues cerquita por ahi más o menos.
De vez en cuando te encuentras con turistas españoles, si son de la tierra hace más ilusión, casi como si nos conocieramos de toda la vida, te cuentan cuentas y no paramos de hablar, se crea un vinculo de amistad que a veces llega mas allá.
Es bonito conocer mundo, otras culturas, otros paisajes, otras gentes.
Pongo toda mi ilusión en cada viaje y voy orgullosa de decir que soy de La Rioja y me importa poco llenarme de argumentos para decir que vivo en un lugar único y maravilloso.
Este blog lo dedico a los viajes más allá de la Tierra del Vino, a compartir con todos los lugares a los que viajo, contaros las experiencias, anécdotas y fotos que inevitablemente surgen en cada uno de ellos. Espero que os guste.
Carmen.


Fotografía hecha en Alepo ( Siria) .

domingo, 3 de febrero de 2013

LA PERLA DEL ADRIÁTICO

La actual Dubronik es una ciudad rodeada de murallas y fortificaciones al pie de la montaña de San Sergio y bañada por las aguas del mar mediterraneo.
 
 
 
 
 Visitamos la ciudad amurallada, limpia y bonita en cada calle en cada rincón. Para tener otra visión tomamos el funicular de donde se ven vistas como las que correponden a estas fotos.