Páginas vistas en total

domingo, 2 de febrero de 2014

INDIA. Sinfonía del color y universo particular. (primera parte)

                                                            Jaipur. Palacio de los vientos.

Escribir de la India es volver a vivir un viaje fascinante, lleno de colorido, lugares fastuosos, pobreza infinita y alegría extrema que ahí está para cuando queramos volver y repetir experiencias y sensaciones que a nadie deja indiferente. 
A mi tampoco y puedo decir que dejó huella profunda y deseos de volver y conocer lo que aún queda que es mucho.
Cuando vas a un país que no conoces pero que tienes una percepción establecida por lo visto y oído hay que elegir y aquí te pierdes,  norte o sur. 
 Empezamos por un trocito del norte, la India de los Maharajás y las principales ciudades del El Rajasthan.


                                                                       BOMBAY
                                                     Bombay. Hotel Taj Mahal.
Pisé suelo indio por primera vez en Bombay.  Recorrimos lo mas emblemático de la ciudad como  el hotel Taj Mahal, la estación Victoria, el arco de triunfo, las torres del silencio de la comunidad parsi, la casa museo de Ghandi y pasear sus mercados nos ocupó  nuestro primer día de viaje.


Mani Bhavan. Casa donde se alojaba Gandhi cuando estaba en Bombay
                                                         Victoria Terminus-VT.
Lavaderos de ropa en Bombay

UDAIPUR
City Palace iluminado de noche, todo un espectáculo.

Udaipur ciudad encantadora y bellísima bañada por dos embalses y palacios barrocos recargados hasta la exageración la recorrimos toda empezando  por el City Palace, antiguo palacio del  maharajá Udai Singh en donde comimos antes de visitar el Lake Palace enclavado en el lago Pichola y acabar paseando por la ciudad antigua hasta llegar al templo de Jagdish bonito monumento vinuista del siglo XVII. 


Udaipur. Comida en el hotel City Palace.

 Udaipur. City Palace.

Udaipur. Lago Pichola.

RANAKPUR

Templo jainista de Adinath.

Paramos en esta ciudad para visitar este asombroso santuario jainista.


JAISALMER

Dunas de Khuri.

Jaisalmer es descubrir el desierto a lomos de un camello, desierto llano y agreste con bellísimas dunas, pueblos minúsculos, templos jainistas,  fortalezas y havelis
Preciosa Jaisalmer..
Ciudadela.
Palacio del Rajmahal.

Uno de los Havelis de la ciudad baja.

JODHPUR

 Umaid Bhawan Palace.

Nuestra visita por la bellísima Jodhpur  se centró en pasear por las callejuelas estrechas y animadas del casco antiguo, disfrutar de su vista panorámica desde lo alto de la ciudad, de sus casas y palacios de gres rojo, visitar  la Fortaleza de Mehrangarh, acercarnos a Jaswant Thada y alojarnos en el maravilloso hotel Umaid Bhawan Palace en donde pasamos la noche y de paso tuvimos la oportunidad de conocerlo a fondo.


Jaswant Thada.

Desayuno en el Hotel Umaid Bhawan.

Jardines del Umaid Bhawan Palace.

JAIPUR

Fuerte Amber.


Paseamos la bella, ruidosa y contaminada  Jaipur llena de bazares por todas sus calles y como no su famoso Palacio de los vientos, algo decepcionante pues estaba lleno de andamios de bambú y el City Palace, aqui  compré el libro  de Recuerdos de una Princesa, que trata de las memorias de la  última Maharaní de Jaipur Gayatri Devi, que leí y releo de vez en cuando y me transporto a aquellos maravillosos palacios de los maharajás. También tuvimos tiempo para acercamos a la fortaleza de Amber y como muchos turistas montamos en elefante para acceder a ella. Una experiencia inolvidable.


Subida al Fuerte Amber


City Palace.

Palacio de los vientos.