Páginas vistas en total

sábado, 8 de febrero de 2014

INDIA. Sinfonía del color y universo particular. (segunda parte)

Taj - <esta lágrima en la mejilla del tiempo> (Rabindranth Tagore).



GAITOR

                                              Cenotafios de los maharajás de Jaipur.

Al pie de la colina de Nahargarh paramos para ver los chatris (cenotafios) el mas imponente el del fundador de Jaipur Sawai Jai Singh II, mereció la pena la visita.

Cenotafio de Sawai Jai Singh ll

Gaitor.


FATEHPUR SIKRI

Boda india a la llegada a la ciudad.

Ciudadela de Fatehpur Skri

Hotel Raj Palace.


AGRA

Nuestro grupo de viaje en el Taj Mahal.

Los musulmanes dieron a Agra su grandeza y mas aún los mogoles que la embellecieron con suntuosos palacios.
Antes de llegar al Taj Mahal nos detuvimos en el Fuerte Rojo, fortaleza de los emperadores mogoles y vimos la hilera de palacios de mármol, mezquitas y jardines suntuosos.
Fuerte Rojo.

Entre la neblina el Fuerte Rojo.
Fuerte Rojo. El Khas Mahal.

Taj Mahal.
Taj Mahal.

Tuvimos lluvia y un cielo gris a la llegada al monumento el Taj Mahal, pero no le  restó belleza ni emoción al mausoleo más conocido de la India. Nosotros como todos los turistas hicimos miles de fotos y nos peleamos por el mejor enfoque.
Construido entre 1631 y 1653, el Taj Mahal está dedicado al amor que un emperador, Shah Jahan, perdió de forma trágica, Muntaz Mahal, su bella esposa, su musa, su eterna compañera. 
Prodigioso, deslumbrante, casi irreal, colosal, ligero y aéreo, parece que flota en el aire, sobran las palabras  la emoción se deja sentir en cada paso.

BENARÉS

Amanecer en el Ganges.

Benarés es una ciudad que impresiona, una ciudad de la que nadie sale indiferente, una ciudad especial que contiene la esencia de la India.
Visitamos Benarés al atardecer y al amanecer para vivir con intensidad la magia de la ciudad y pasear por el río mas sagrado de la India.

Abluciones en el Ganges. Ghat Dasashwamedh

Cremaciones en el Ganges.  Ghat Manikarnika

Santon en el Chowk.

Vendedora de ofrendas en el Ganges.

Depositando mi ofrenda.

 Benarés espectacular y fascinante, pasear por los ghats, ver las abluciones de los peregrinos, parece que todo está preparado para los turistas, pero no, es así, auténtico, como también lo es acercarse en barca a la zona del los crematorios hasta donde te dejan, porque de alguna manera sientes ese respeto por sus ritos y tradiciones y se siente esa espiritualidad impregnada en el ambiente.
Pasear por el río al anochecer y observar el Puja, ceremonia de culto al Ganges en el cual se entonan los cantos sagrados y tiene lugar la ofrenda de la luz al río, miles de velas encendidas que flotan y se pierden aguas abajo, nosotros encendimos las nuestras y vivimos la emoción de perderlas en la lejanía.
Madrugar para volver a la magia del río sagrado y ver amanecer, otra experiencia que hay que vivir y conocer la ciudad de día.


DELHI

Templo jainista en la ciudad.

Nuestro viaje finalizó en Delhi en donde tuvimos tiempo para visitar la vieja y nueva Delhi  acercarnos a ver el mausoleo a Gandhi, el Templo de Oro y callejear  por los innumerables bazares como el Chandi Chowk

Frente al Templo de Oro, descalzos y con pañuelos en la cabeza, obligatorio para poder visitarlo.

Gurudwara Sis Ganj. El lugar mas venerado en Delhi por los sijs.

Raj Ghât. Aquí fue incinerado el Mahatma.

Qutb Minar.

Palacio presidencial.